Las enfermedades cardiovasculares son trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos. En España,las cifras de este tipo de enfermedades son preocupantes:  Son la primera causa de muerte.

La prevención es fundamental para disminuir los nuevos casos.

La prevención de este tipo de enfermedades se centra en la promoción de la salud. Los hábitos de vida saludables disminuyen el riesgo cardiovascular y por lo tanto los expertos recomiendan mantenerlos. Además, los cardiólogos animan a la población a realizarse chequeos periódicos para así poder controlar el estado de salud. En definitiva, mantener una vida saludable y diagnosticar precozmente las enfermedades serán clave en la disminución de nuevos casos.

Técnicas más comunes para el diagnóstico.

Los profesionales, con el objetivo de realizar un diagnóstico eficaz, utilizan una serie de pruebas y técnicas específicas. Desde la Fundación del Corazón nos describen las más comunes para el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares:

  • Electrocardiograma. Se trata de una prueba sencilla que registra la actividad eléctrica del corazón en cada latido. Se mide colocando electrodos en la piel de la persona. Éstos obtienen los impulsos eléctricos del corazón y a través de un electrocardiógrafo se dibujan en papel formando un trazado. Este resultado mostrará un trazado específico cuando es normal. Si en el trazado aparecen cambios, pueden suponer algún tipo de problema.
  • Prueba de esfuerzo. La prueba de esfuerzo también conocida como ergometría diagnostica a través del ejercicio físico. Principalmente se utiliza para el diagnóstico de la angina de pecho y valora la respuesta del corazón ante la realización de ejercicio. Además también es útil en la estimación del pronóstico de la enfermedad.
  • Holter. Es un dispositivo que puede almacenar la información del electrocardiograma durante 24 horas. Es móvil por lo que puede utilizarse de forma ambulatoria. El objetivo es medir la actividad del corazón, no puntualmente sino en una horas y durante la actividad diaria habitual. Detecta posibles anomalías cardíacas.
  • Ecocardiograma. Es una prueba diagnóstica que permite ver el corazón en movimiento. La ecocardiografía ofrece información variada sobre la forma, tamaño, fuerza o movimiento del corazón.

Esta son algunas de las pruebas más frecuentes para el diagnóstico de este tipo de enfermedades. Aunque como destacan los expertos, en la prevención está la clave. Adquirir o mantener hábitos de vida saludables (alimentación sana, ejercicio moderado y descanso adecuado) será fundamental para prevenir las enfermedades cardiovasculares.